Martes ocho de agosto – Lunes catorce de agosto II

cine

2. Las paradojas del guionista, de Daniel Tubau

Esta obra resulta una gran puerta de entrada para aquellos legos en la temática que deseen entrar en el mundo del guion. Con un lenguaje sencillo, claro y cercano, el autor nos introduce en las distintas poéticas (o, más acertadamente, cinemáticas) y los distintos enfoques en la elaboración del guion y la obra artística del cine: la película (aunque no descuida, bien que pasa por encima sin profundizar en ello, la televisión, series y programas, y la radio). Contrariamente a otros muchos autores, el autor no pretende que su obra sea un manual del guion, tanto por el hecho de que la ambición que proyecta en su obra no tiene semejante envergadura, sino que pretende ser más popular y no tan académico, como por el hecho de que no cree que exista una regla sobre cómo componer guiones y hacer cine, aunque sí cree vislumbrar distintas técnicas de hacer guiones que han servido en la historia del séptimo arte, ya sea mirando hacia el teatro, el cómic o hacia el mismo cine precedente como fuente de inspiración y estudio. Expone todos aquellos necesarios expuestos por distintos autores, autoridades en la materia (desde Aristóteles hasta McKee), sobre cómo hacer cine, exponiendo con la misma crítica y asepsia (cosa que se agradece, y así el lector sopesa por sí mismo qué puede funcionar mejor en cada caso, o qué es lo que funciona de manera universal, si es que alguna teoría o paradigma es el que funciona de manera universal) las distintas excepciones o antítesis expuestas por otros autores, ya sea de manera contestatoria mediante otra poética en la que exponen su punto de vista o mediante una obra de cine en la que se aplican, de manera más o menos exitosa, preceptos divergentes a los de otra teoría. Cada principio teórico que nos explica de manera magnífica el autor está espléndidamente ejemplificado mediante su uso en distintas obras importantes del mundo del cine, pudiendo el lector analizar mejor por sí mismo el alcance de la aplicación de dicho principio. No solo es un genial manual-antimanual sobre la escritura del guion, sino que el lector también descubrirá que funciona como una minihistoria del cine y como un pequeño catálogo con los que podrá formarse una pequeña pero nada envdiable cultura cinematográfica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s